¿Cómo ahorrar agua en la oficina?

Es sabido que el agua es necesaria para las actividades diarias en todos los ámbitos de la vida. En realidad, es habitual tomar medidas para conservar este inestimable líquido en casa, pero muy pocas veces se habla de cómo hacerlo en los entornos laborales, a pesar de que es allí donde la pasas la mayor parte del día.

A pesar de que la empresa es la responsable de pagar el agua, es fundamental tomar medidas para garantizar un uso adecuado. He aquí algunas sugerencias para ayudarte a empezar a utilizar prácticas sostenibles en tu empresa:

  • Determina los lugares con mayor consumo de agua

Si la empresa tiene sistemas de cocina, baño y frigorífico, examina la frecuencia con la que los empleados utilizan el agua en sus rutinas diarias. De este modo es posible identificar las áreas de oportunidad y el curso de acción adecuado.

  • Examinar las instalaciones de la empresa

Encontrar fugas, arreglarlas y revisar las tuberías viejas es una de las formas más eficientes de detener el desperdicio de agua. Aunque este proceso cuesta dinero, debes considerarlo una inversión que beneficiará al presupuesto de la empresa al evitar que empeoren las circunstancias.

  • Limita el uso del aire acondicionado

La mayoría de las empresas disponen de sistemas de aire acondicionado, pero su funcionamiento consume mucha agua. Lo ideal es utilizar el aire acondicionado solo cuando sea absolutamente imprescindible. 

  • Todos trabajamos para conservar el agua

Es fundamental incluir al personal de la empresa y a los clientes en la conservación del agua. Si bien es maravilloso que una sola persona se ocupe de este líquido esencial, pero es mucho mejor que lo haga todos. Por ello, te recomendamos poner carteles en las paredes, los anuncios y los debates, ya que te ayudará a difundir el conocimiento sobre su uso.

  • Instala fuentes de agua eficientes desde el punto de vista medioambiental

Si eliges utilizar un purificador de agua, reducirá significativamente la cantidad de botellas de plástico que se utilizan, lo que beneficiará al medio ambiente. Sin embargo, existen modelos vanguardistas y ecológicos, que utilizan un filtro de agua para purificar este líquido de forma sencilla, segura y ecológica.