La Asociación Mundial de la Energía Eólica (WWEA) presentó en la 7ª Cumbre Mundial de Minieólica (Husum,Alemania) las últimas estadísticas globales de esta tecnología. El informe – Small Wind World Report Update 2016 – indica que en 2014 hubo una recuperación y la minieólica cuenta ahora  con 830 MW instalados, pero aún así fue un año difícil para la industria de los pequeños aerogeneradores.
  

A finales de 2014 había al menos 945,000 pequeños aerogeneradores instalados en todo el mundo, lo que supone un incremento del 8.3% respecto a 2013, año en el que había 872,000 unidades. Así la minieólica superaba a finales de 2014 los 830 MW de capacidad instalada en el mundo. Se trata de un crecimiento del 10.9% en comparación con 2013, año en el que había 749 MW registrados. 

China acapara el 41% de la capacidad mundial, EEUU el 30% y Reino Unido el 15%. El gigante asiático es, además, el líder en términos de unidades instaladas: se añadieron 64,000 en 2014, de manera que a finales de ese año había 689,000 unidades instaladas.

En Reino Unido la minieólica también avanzó, pese a “los desafortunados cambios en el sistema de tarifas introducidas en el país en noviembre de 2012”, señala WWEA. Se instalaron 2,237 miniturbinas, lo que supone un aumento sustancial en comparación con sólo las 500 unidades instaladas durante 2013, aunque lejos de las cifras alcanzadas en 2012.

El tercer mercado en crecimiento en los últimos años es Italia, donde la minieólica creció un 71% alcanzando las 1,610 unidades a finales de 2014. Alemania, Canadá, Japón y Argentina, por su parte, cuentan con un mercado de tamaño medio, de acuerdo con el informe de la WWEA.

Stefan Gsänger, secretario general de la asociación, puntualiza, “la pequeña eólica ya ha encontrado su nicho en el mercado mundial de electricidad y proporciona energía a millones de personas que viven en alrededor de un millón de hogares, muchos de los cuales no tendrían acceso a la energía sin sus pequeñas turbinas de viento”.

Gsänger advierte, no obstante, que “para seguir creciendo, la industria de la minieólica necesita políticas de apoyo: en los países industrializados, ayudaría mucho que hubiera incentivos en lugar de barreras para el autoconsumo de electricidad y procedimientos de autorización simples. En los llamados países en vías de desarrollo, deben establecerse programas de inversión a gran escala para sistemas híbridos con eólica y potenciar los componentes nacionales mediante programas que favorezcan su desarrollo“.

Morten V. Petersen, presidente de la sección de minieólica de WWEA, destaca, que "esta industria está preparada, en todo el mundo, para invertir y fabricar más, y asegurar a los compradores la calidad que esperan de las pequeñas turbinas eólicas. Políticas más favorables y normas técnicas armonizadas nos darían el apoyo adicional que necesitamos “.

Según los datos de WWEA, en el mundo hay en torno a 330 fabricantes de minieólica y otras 300 empresas que participan en el desarrollo de esta industria (comercialización, componentes, etc.). Las estimaciones de la asociación son que en 2015 esta tecnología ha mantenido la senda de recuperación iniciada en 2014.

Fuente: http://www.wwindea.org/small-wind-world-market-back-on-track-again/